Democratizar la alimentación de la tierra a la mesa a través de alianzas, capital y paciencia

Desplazarse para leer

Un nuevo servicio de agricultura y comida en un parque público en Arizona tiene la meta de crear un círculo virtuoso en la comunidad al promover la alimentación saludable y sustentable.

Greenbelt Hospitality es una alianza entre Mathew Moore, un artista y granjero de cuarta generación y Aric Mei, un restaurantero de tercera generación. Juntos, formamos una alianza con el Departamento de parques y recreación de Phoenix para crear un nuevo tipo de servicio enfocado en la comida, la agricultura y la educación en el corazón de Phoenix, Arizona. La finca en Los Olivos es una finca orgánica de 0,8 hectáreas, un centro educativo y de eventos, y una mezcla de conceptos de restaurantes asequibles e inspirados, todo enclavado en un parque de 11 hectáreas propiedad de la ciudad de Phoenix.

La meta de este proyecto es democratizar verdaderamente la alimentación  de la tierra a la mesa al mismo tiempo que se crean beneficios de largo plazo para esta comunidad en el centro de Phoenix a través de la comida, la cultura, la educación y el tejido comunitario. La gente necesita alimentarse con comida saludable y todos necesitamos que haya conexiones significativas en nuestras comunidades. Tristemente, hoy en día en América, la tendencia es consumir alimentos nulos en nutrientes y hacerlo en soledad. La finca en Los Olivos apunta directamente a resolver esta debilitante combinación.

Traer una finca orgánica al corazón de una ciudad moderna es algo vanguardista en sí mismo. Greenbelt Hospitality intenta hacer algo verdaderamente transformador al agregar gastronomía deliciosa y asequible y al pagarle tarifas superiores a las usuales en esa industria tanto a los granjeros como a los trabajadores gastronómicos.

El modelo de alianza público/privada crea una muy necesaria fuente de ingresos para la ciudad, a la vez que ofrece una oportunidad para que la inversión de impacto privada mejore un parque que necesitaba desesperadamente ser revitalizado

Greenbelt Hospitality cree profundamente en el hecho de que, dicho en los términos más simples, los humanos necesitan comer más vegetales. Este es, quizás, el cambio más importante que podemos hacer para minimizar el impacto de los humanos sobre el planeta, así como mejorar los resultados para nuestra salud. Para comer más vegetales necesitamos emocionarnos con ellos. La finca en Los Olivos será un lugar increíble para ir a ver todo el ciclo de vida de un vegetal. Hay una profunda magia en observar y comprender cómo una semilla microscópica se convierte en un alimento enorme y delicioso. La práctica creativa de Matt siempre ha enlazado el asombro ante el mundo vegetal con los niveles más altos del arte y la cultura.

El paso de la semilla al vegetal crudo es mágico, pero es solamente la mitad de la historia. Una vez se recoge la cosecha el equipo culinario de Aric entra en escena y crea experiencias gastronómicas memorables y deliciosas. En general, este entorno se erige para generar un profundo relacionamiento con la comunidad enfocado en la celebración de lo vegetal y la conexión que sentimos cuando nos sentamos a la mesa a cenar.

La estructura innovadora y a largo plazo de arrendamiento de la tierra es fundamental para lograr que este modelo triunfe. A través de un proceso competitivo y público, Greenbelt obtuvo los derechos para operar en una pequeña parte de un gran parque público. Con este modelo, la tierra del parque sigue siendo propiedad de la ciudad a perpetuidad. Esta alianza público / privada será la primera de su clase en los Estados Unidos y trabaja para resolver un problema creciente en muchas ciudades.

Render arquitectónico de vista aérea de la Finca Los Olivos Farm
Crédito de imagen: Greenbelt Hospitality

La mayoría de los departamentos de parques en Estados Unidos son poseedores masivos de tierras. Estos bienes raíces son increíblemente valiosos, pero también muy costosos de mantener. Muchas municipalidades cada vez tienen mayores dificultades en encontrar los recursos para poder cuidar adecuadamente de sus parques. El modelo de alianza público/privada crea una nueva y muy necesaria fuente de ingresos para la ciudad que beneficia ampliamente al balance anual del Departamento de parques a la vez que ofrece una oportunidad para que la inversión de impacto privada mejore un parque que necesitaba desesperadamente ser revitalizado.

Bajo este acuerdo, Greenbelt pagará un arriendo por la tierra que queda justo debajo de los edificios, el patio y los componentes de parqueo y servicios de comida. Este es un arriendo de la tierra justo en relación con el mercado, aproximadamente por la mitad del área de tierra necesaria para el proyecto. La hectárea usada para la siembra será un servicio que se incluirá dentro del arriendo de la tierra para el restaurante. El componente de la cosecha permanecerá abierto y transitable en los horarios en los que el parque esté abierto y seguirá prestándole un servicio a la comunidad, pues podrán disfrutar del espacio agrícola exterior. Esta estructura le ofrece a los restaurantes el invaluable activo de tener una granja directamente adyacente sin cargar a los restaurantes ni a la finca con un enorme costo de bienes raíces. El parque también se beneficia al diversificar la experiencia que le ofrece a todos de disfrutar de una finca en operación.

Lo que hace de esta idea algo tan universalmente cautivador es que es progresiva en términos sociales Y conservadora en términos materiales. Ha sido elogiada por políticos progresistas y miembros de la comunidad por traer al parque activos que se enfocan en la salud, la educación y la sustentabilidad. Al mismo tiempo, ha recibido el robusto apoyo de conservadores por ser responsable en términos fiscales y por poner los valiosos activos del parque al servicio de la generación de un flujo de caja que se necesitaba urgentemente. Esta idea ha logrado cruzar la frontera entre las divisiones políticas. El éxito que tenga el parque Los Olivos creará un modelo que el resto de la comunidad puede imitar.

Apoyo a la comunidad en una reunión con la ciudad
Crédito de imagen: Greenbelt Hospitality

Vamos a recaudar una mezcla entre endeudamiento y capital con socios que estén comprometidos con generar impacto en las áreas de la sustentabilidad agropecuaria y el desarrollo comunitario, que crean en que la economía creativa es esencial para crear un tejido social duradero en comunidades diversas. Nuestras directrices estarán orientadas por nuestro enfoque de negocios generacional, que alinearemos con nuestras metas. Valorar a los trabajadores del restaurante y la finca es importante para que este proyecto tenga éxito. Históricamente, los cargos que ocupan son remunerados con salarios bajos, y esta fuerza de trabajo jamás había sido tan escasa. Ofrecerle al equipo de Greenbelt beneficios y salarios por encima del valor del mercado nos ayudará a completar el círculo virtuoso comunitario que buscamos crear con este proyecto.

La misión central de Greenbelt Hospitality se basa en una filosofía sencilla: como comunidad, necesitamos un lugar para reunirnos y sentirnos conectados. Como ciudad, necesitamos mantener la responsabilidad fiscal y que nuestros presupuestos estén balanceados. Como país, necesitamos preservar los conocimientos agrícolas que nos permitirán mantener nuestra independencia y nuestra seguridad alimentaria. Como planeta, necesitamos celebrar y comer más vegetales. La finca en Los Olivos puede ayudarnos a cumplir todas estas metas interconectadas.

La cultura nos conecta