Financiación creativa para narradores visionarios

Desplazarse para leer

Un enfoque de desarrollo y financiación ágiles le ha permitido a una productora independiente construir alianzas creativas fructíferas.

Madison Wells es una productora independiente y escéptica del medio con un enfoque específico en contar las historias para, de y sobre mujeres y personas aguerridas a las que les gusta transgredir los límites. En un entorno de medios y del entretenimiento siempre cambiante nos damos cuenta de que la única constante es el cambio. Como tal, uno de los sellos distintivos de la compañía ha sido adaptarse al mercado de manera creativa y usar un enfoque ágil en el desarrollo y la financiación, uno que se beneficia tanto de las estructuras con y sin ánimo de lucro.

Nuestro trabajo como productoras es convertir los obstáculos en oportunidades para los creativos, de manera que su visión y sus historias puedan perdurar. Hemos encontrado que las alianzas creativas más exitosas son aquellas que involucran un alto grado de confianza. Hay muchos ejemplos de esto a lo largo del tiempo, pero dos de los ejemplos más recientes en los que queremos concentrarnos se dieron en un proyecto llamado Awavena y en una alianza de inversión que forjamos con una empresa llamada Breakwater.

Ya habíamos trabajado con Lynette Walworth en su primer documental de realidad virtual (RV), Collisions, y sabíamos que tenía una habilidad única para contar historias impactantes a través de ese medio. Su trabajo estaba siendo visto en el Foro Económico Mundial en Davos y estaba ayudando a que los líderes mundiales repensaran los derechos de uso de la tierra. Sin embargo, no hay un modelo evolucionado de financiación para RV, y prácticamente las únicas opciones son fondos provenientes de fundaciones y entidades sin ánimo de lucro. Cuando Lynette, junto con su socia de producción Nicole Newham, empezaron a dirigir su segunda pieza de RV, Awavena, la consecución de recursos se hizo difícil y tenían un déficit de 30.000 dólares.

Awavena
Crédito de imagen: Lynette Wallworth
Awavena
Crédito de imagen: Lynette Wallworth

En Collisions le habíamos ayudado al equipo a conseguir dinero de fundaciones, pero este proyecto era distinto. Se nos hizo claro que la historia, sobre la primera mujer Chamán en una aldea en la selva Brasileña, podría convertirse en un largometraje. Siempre había admirado las películas que hacía Pixar y pensé que ésta podría ser desarrollada en esa línea. Tomamos un riesgo y le inyectamos dólares provenientes de entidades con ánimo de lucro al proyecto para que Lynette y Nicole pudieran terminarlo. Habiendo asegurado nuestro derecho de producir un largometraje animado empezamos a buscar un socio en ese espacio.

Nuestro trabajo como productoras es convertir los obstáculos en oportunidades para los creativos, de manera que su visión y sus historias puedan perdurar

La fortaleza de la pieza de RV de Lynette y Nicole (que luego ganó un premio Emmy) nos permitió atraer a una galardonada productora de animación, Darla Anderson (Coco, Cars 2). Era la aliada perfecta para esta historia, pues comprendía desde su corazón cómo trabajar con historias de otras culturas y cómo nutrir la autenticidad de esa historia. Tenía la experiencia en animación que ninguna de nosotras tenía y pudo llevarle el proyecto a un distribuidor de alto nivel. Y ahora, con un poco más de tiempo, trabajo duro y buena suerte, lo que empezó como un documental de RV se convertirá en un largometraje animado. Tanto la comunidad de la selva como Lynette y los otros miembros del equipo recibirán un mayor beneficio monetario, y esta importante historia llegará a una audiencia global más grande. La mecánica fue mucho más compleja y dispendiosa que la de los proyectos pensados directamente para el cine, pero Awavena es un ejemplo de cómo la solución creativa de problemas puede resultar en mayores ganancias económicas y creación de audiencias. Este tipo de agilidad requiere confianza de todas las partes, y eso no sucede siempre.

El segundo ejemplo es una inversión en una empresa de contenido de cortometrajes con presencia de marcas llamada Breakwater Studios con un director muy talentoso, Ben Proudfoot, a la cabeza. Ben había creado una empresa estable a través del contenido brandeado, pero su meta era crecer para poder crear contenido original. Madison Wells vio la forma como el espacio del contenido con presencia de marcas estaba creciendo y sintió que, con apoyo y estructura, el negocio podría eventualmente generar suficientes ingresos para empezar a invertir en contenido original. Creamos una inversión estructurada y por tramos y apoyamos a Ben con una junta directiva. Le ayudamos a Ben a expandir el negocio de la presencia de marcas y nos dimos cuenta de que algunos contenidos originales podrían servir como herramientas de mercadeo para la compañía en el corto plazo y posicionar a Ben como una fuerza creativa en el largo plazo. 

Póster de Concerto
Crédito de imagen: Breakwater Studios
Foto fija de Concerto
Crédito de imagen: Breakwater Studios

En el transcurso de los últimos cuatro años, esta estrategia ha sido confirmada de muchas maneras, mientras la inversión permite que la compañía crezca y diversifique su clientela para contenido con presencia de marca. Ben tiene una alianza permanente con los Op-Docs del New York Times, lo cual ha resultado en cortometrajes originales que han ganado varios premios, incluyendo un proyecto nominado al Oscar y uno que recientemente fue adquirido para ser desarrollado en formato de largometraje. Breakwater mantiene derivados financieros en estos proyectos, que tienen valor al convertirse en proyectos de largometraje para cine o televisión con distribuidores establecidos. Breakwater cumple más de nuestras metas alineadas con nuestra misión al asociarse con Ghetto Film School y otros, haciendo de esta una inversión en equipos conformados por los mejores de su clase y en pro del cambio social.

Como estos ejemplos demuestran, ser un socio de largo plazo con capital paciente y pensamiento ágil nos permite, de entrada, tomar riesgos con miras a la sostenibilidad para nosotros y nuestros socios en el largo plazo. También nos permite apoyar a personas creativas mientras encuentran nuevas formas de contar historias importantes.

La cultura nos conecta